jueves, 30 de agosto de 2012

Un adiós.


Hoy se acaba mi tiempo de blogs...

Me voy con mucha tristeza, pero el final tiene que llegar un día...

Os recordaré siempre, habéis sido preciosos para mí.

Sakkarah

lunes, 27 de agosto de 2012

El desquite...


El desquite te aferra al pasado. La venganza siempre revierte en contra de quien la pone en práctica y el odio engendra odio, no importa cómo quieras disfrazarlo. ¿El orgullo herido? Un duelo bien manejado requiere que te guardes el orgullo en el bolsillo. Si ya no te aman, ¿de qué vas a vengarte? ¿Del desamor?

La venganza te mantiene atado al otro. En una relación que te hizo infeliz, por el mot...ivo que sea, ¿ no habría que decir: Si se acabó, mejor? ¿O prefieres seguir siendo víctima de un amor insuficiente, agresivo o confuso? El verdadero desquite es dejar de querer a quien no te quiere o te ha hecho daño intencionalmente. Alguien dijo con gran acierto una vez: “La mejor venganza es ser feliz”, a pesar del otro y más allá de toda duda.

Querer pasarle tu flamante amor por las narices al ex demuestra que tu relación no es tan buena, porque si estuvieras bien con una nueva pareja no buscarías sacarte ningún clavo, sino disfrutar tranquilamente de lo que tienes. Una vez más: el intento de generar rabia o celos al ex hará que el viejo amor cobre más fuerza.

La consigna es no fragmentar el amor y tratar de mantener sus componentes activos y unidos en una misma persona. Una prueba de que un clavo no saca a otro clavo, o de que por lo menos esto no se logra tan fácilmente, es que podemos enamorarnos de dos personas a la vez, aunque nuestra intención sea otra. La sorpresa suele ser mayúscula, ya que al tratar de acabar con el amor enquistado, descubrimos que el viejo amor y el sustituto no son incompatibles y nos enganchamos doblemente.

No te dejes llevar por las carencias, niégate a un amor fragmentado. Me refiero a la posibilidad de construir una relación sin ninguna carencia básica, sin tener que recurrir a soportes externos o a pequeños amores suplementarios o subsidiarios.

Tener el amor repartido entre varias personas es vivir una insatisfacción permanente: cuando estés con una, te faltará lo que posee la otra, y así andarás de escasez en escasez, de penuria en penuria, tratando de hacer un rompecabezas donde las piezas no encajan.

Walter Riso

viernes, 24 de agosto de 2012

martes, 21 de agosto de 2012

La vida...


La vida es, aparte de otras cosas, un continuo romper con aquellas cosas que nos impiden avanzar según el corazón nos pide. Una búsqueda de espacio para expandir nuestra propia personalidad, sin que nos corten las alas a hachazos. Un correr por las letras, o las notas; por los colores.


La razón atiende a las normas, a lo vivido y aprendido, a lo obligado; pero el corazón se rebela, se desborda abarcando caminos insondables. Allí caben los sueños, y nuestros vuelos por los caminos que nos lleva la imaginación. Ahí está la magia en la acción, y el misterio que crea no saber cual será la reacción siguiente.


Hay un país de fantasía al que poder visitar, y un mundo de sueños para perderse escogiendo. Existe algo más que la crudeza del esfuerzo, o la recreación en la crudeza. La vida es mucho más, y los sentimientos son la capa que nos enseñorea, la que hace revuelo entre la frialdad.

Sakkarah

sábado, 18 de agosto de 2012

Todos...


Todos llevamos la misma bondad en el interior y nadie es mejor que nadie. Cada cual va aprendiendo a su ritmo y lo importante es no perderse en las comparaciones.

Voy aprendiendo a aceptar las cosas buenas que me dice la gente sin cuestionar si son verdad o no.

Lyra

viernes, 17 de agosto de 2012

martes, 14 de agosto de 2012

Ya me parezco...


Ya me parezco a los coches de segunda mano, que les ponen el cuenta kilómetros a cero para venderlos

Hoy pongo de nuevo yo mi contador para empezar desde el kilómetro cero. Una etapa distinta, exigiéndome más a mi misma.

Uno de los lemas que me impongo para esta etapa, es no estar incómoda ni incomodar por ello a nadie. En el momento que me sienta incómoda, habrá que evitar que esa situación se repita. Y la mejor manera de evitar es irse. Si uno se siente mal, solo puede estar haciendo que esté mal el otro. O sea que el lema será: si no puedes ofrecer lo mejor, vete.

Voluntad y fuerza, las dos van unidas, y las dos las necesito para esta nueva etapa.

Sakkarah

sábado, 11 de agosto de 2012

Monotonía


A un día monótono otro
monótono, invariable sigue: Pasarán
las mismas cosas, volverán a pasar -
los mismos instantes nos hallan y nos dejan.
Un mes pasa y trae otro mes.
Lo que viene uno fácilmente lo adivina:
son aquellas mismas cosas fastidiosas de ayer.
Y llega el mañana ya a no parecer mañana.

Cavafis

...


jueves, 9 de agosto de 2012

A veces nuestra mano...


A veces nuestra mano es tortura para el bosque y en vez de descomponernos entre los haces de luz, talamos los árboles sin piedad.
El misterio ronda sus caminos intentando detener la tala y los incendios, pero el misterio tiene la faz débil del hombre despreocupado, derrotado.
Entre el fuego chillan las ánimas de las hojas y la ceniza hace que la vista se vista de tonos grises.

En su cara amable. las ardillas, los niños, los pájaros y las ramas, son amigos.

Las mariposas, libres, rondan la belleza y entre las tonalidades verdes se pierde el pensamiento. Una pluma cae de manera delicada pasando directamente a adornar mi cabeza. Llevo la mirada llena de azul, de paz. Llevo la conformidad con todo lo perdido, con todo lo que no puedo ser ni alcanzar.

El alma se enreda entre la jungla sin perderse y el amor protege la tierra, lo empapa para devolverlo en una borrachera de color.
Libélulas negras y naranjas. Odio y amor, hombre y monstruo.

Sakkarah

miércoles, 8 de agosto de 2012

La comunicación


La comunicación es un acto de poder, porque a través de ella podemos regular nuestro mundo interno de deseos y expectativas. Y como todo, a saber comunicarse, se aprende, porque la comunicación si al final no es significativa carece de sentido para la propia alma. Disculpa la trascendencia del momento, pero ahí nos encontramos con un factor importante para nuestro desarrollo. Y es en ese aspecto social comunicativo, en el que debemos incidir para no acabar convirtiéndonos en bichos raros. El acto reflexivo es importante, pero limitador si no llega a ser compartido (una asignatura pendiente que tengo que pulir). Aunque también hay que saber con quien desea uno compartirlo; y pienso que es inteligente el hacerlo con personas con las que se pueda establecer una reciprocidad, si no se convierte en un acto vacío e insatisfactorio.

A veces pienso que es muy difícil establecer una comunicación de verdad con las personas, pero de verdad, verdad, no sé si me explico.No creo que sólo sea por una falta de habilidades comunicativas, que en cierta manera sí. Está claro que el ser más sociable favorece la comunicación y el intercambio. Pero a veces la sociabilidad puede llegar a ser bastante estúpida, y perdóname la expresión, sobre todo cuando es interesada y carente de amor en su propia base. Eso me pone de mal humor pues me lleva a contradicción. Aunque muy en el fondo, en el fondo, sé que tengo razón. Cada persona está en su propio nivel de desarrollo interno y éste, por encima de cualquier cosa, debe ser respetado. Nadie nace sabiéndolo todo.

Lyra

...


domingo, 5 de agosto de 2012

Rozaba su espalda


Rozaba su espalda, y se sentía feliz. No tenía nada, ya era totalmente etérea, y esa era su recompensa: unas incipientes alas blancas, porque ese color deberían tener, no las concebía de otro modo. Las acariciaba diariamente con sus finos dedos, y se sentía volar. Viajaba por encima del bien y del mal, sobrepasaba los sentimientos hasta hacerlos leves como las plumas que le irían saliendo.

Pronto tomaría impulso, y hasta se podría columpiar en la luna. Se pasaría la madrugada contando las estrellas al rozarlas, incluso se podría montar en un estela, y darse un viaje sideral; pero, como siempre, eso de tener buenas amigas todo lo estropea. Ya se estaban poniendo pesadas con que debía ir al médico, incluso me recomendaban yoga para la espalda, No es que me guste contarles mis cosas, pero les tuve que adelantar el secreto de mis alas. ¡Qué gente tan incrédula!, entre ellas se miraban, me miraban, e insistían con más fuerza en que fuera a la consulta.

Al fin decidí hacer caso, y me presté a que me hicieran un reconocimiento. Tuve que dejar que la doctora me tocara las alas. Ella menaba la cabeza preocupada, me miraba. Se estaba pareciendo a mis amigas. A mí ya me estaban cansando, y dije: ¿me puede decir qué pasa?

Ella empezó a dar vueltas a las palabras, tardando bastante en llegar al final. ¡Vaya preguntas me hacía!, que si había tenido muchos problemas, muchas penas. Pues, ¡claro que sí!, las tuve todas. Y ya dio paso al veredicto, mientras yo me mantenía ilusionada pensando en la extrañeza que le habría causado ver alas en un ser humano.
…………….

Disculpen que el silencio se haya hecho tan espeso, ya no puedo seguir, me faltan las palabras. Se me han salido las dos paletillas por el peso de las penas, tengo una joroba más que incipiente, y galopante. Dentro de poco me enviarán de compañía para los dromedarios.

No sueñen, que si lo hacen, se les deformarán los huesos.

Sakkarah
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...