sábado, 31 de marzo de 2012

...


Jo, con la agencia tributaria y con los formularios del censo, jajaja. Y luego quieren los políticos que confiemos en ellos... Me fascina la capacidad que tienen algunos de ellos, así como algunos tipos de publicidad sobre cajas, seguros y bancos, entre otros, para tocar la vena sensible y la conciencia amorosa de la gente. Chantaje emocional, le llamo yo. Dicen que nos quieren, pero nosotros sentimos que no. Al principio les creemos y confiamos; después nos decepcionan, pero seguimos confiando en ellos (políticos de todos los colores), y así les vamos dando una oportunidad tras otra hasta acabar exhaustos y desilusionados por una democracia y sistema que hace aguas por todos los lados. Y precisamente el amor se basa en todo lo contrario, en la confianza. Así, la contradicción está servida. Los necesitamos, pero los odiamos por aprovecharse del bien común en su búsqueda por el bien particular. Amar sin condiciones es propio de unos cuantos santos y el que ama a su pueblo lo cuida y lo mima, lo protege y le facilita los recursos necesarios para hacerse autosuficiente. El amor siempre ha de ser generoso, si no, no es amor, sea que hablemos de personas, sociedades, economía o política

Sin confianza no hay amor. Sólo el amor trae alegría. Muy poca gente es capaz de amar de verdad

Lyra

...

jueves, 29 de marzo de 2012

Consejos


Me senté con ella a charlar un rato. Enseguida me di cuenta de que andaba muy perdida, que no entendía muchas cosas de la vida. No se daba cuenta de que la injusticia era algo tan común que no había más remedio que vivir con ella. Tampoco sabía que todos somos muy diferentes, que los sentimientos no llevan a las personas a comportarse de igual manera.

Ya le dije que ese dicho: “El amor y el odio son recíprocos” No tenía nada que ver con la realidad, que no siempre la querrían las personas a las que ella adoraba, que incluso hasta la podían odiar. Ya la previne de que tuviera cuidado, que cuando uno se da, los otros no comprenden, que la generosidad no era demasiado usual.

Ella no entendía el por qué cuando mejor se portaba con alguien, peor era tratada. No sabía que en la vida hay gente que se une siempre a los que cree más fuertes, que hay mucho pelota y muchos intereses.

Le hice comprender que era mejor retirarse de las personas que no la querían, que se guardara su cariño para quien se lo ganara y que no pusiera fácil que llegaran a su corazón.

Le dije muchas cosas, pero sé que aprender cuesta, que uno nace con una condición y no es fácil cambiarla; pero me creí en el deber de abrirle los ojos a la vida.

Amiga… retira de tu vida a los que te retiraron de la suya, hazme caso. Pon un listón difícil de saltar y ya me contarás como te cambia la vida.

Sakkarah

miércoles, 28 de marzo de 2012

Beso


[...] hablábamos de un beso… sí, la palabra es dulce… en realidad un beso ¿que expresa? Un juramento cercano, una promesa sellada, un amor que se quiere confirmar. Un acento invisible sobre el verbo amar. Un secreto que confunde la boca con las orejas, un instante infinito, un murmullo de abejas. Un sabor dulcísimo, una comunión, una nueva forma de abrir el corazón. ¿Que es un beso?........... ¿Cuantos tipos de besos existen?.... ¿Hasta donde puede llegar un beso?...... Y después del beso que…….
Con un beso los príncipes Azul (Blanca nieves) y Felipe (Bella Durmiente) despertaron a sus amadas de su letargo; con un beso la princesa convierte en príncipe a un sapo; con un beso Bella volvió a la vida a la Bestia –que resultó ser un príncipe-; con un beso Judas vendió a Jesús. En fin, los besos marcan la vida. Un beso puede ser el un simple roce de caricias. De esos que dicen poco y que se aderezan con una mirada como complemento.
Están los que nos transportan a un lugar casi volando sin alas. Esos que nos hacen olvidar hasta de donde venimos como aquel primer beso...
Están los que además de acariciarnos el cuerpo nos acarician el alma. Nos dan una sensación de seguridad abrasadora, nos dicen nada te sucederá. Producen calma…
Están los que se dan por costumbre. Como cuando le ponemos un terroncito más de azúcar al café y se reciben también por rutina. Al punto que a contados minutos nos preguntamos me ha dado un beso antes de partir?.
Están los besos de cuentos de hadas y porque no agregarlos si tienen mucho de cierto…
Lo besos de pasión, los que nos hacen perder la calma y nos precipitan a momentos intensos e inolvidables. Esos besos no mueren jamás.
Están también los besos que se dan por años de convivencia, como esas parejas de ancianos que se miran…y parece que cuando se besan en sus retinas circula como en una película todas aquellas dificultades y alegrías que han pasado juntos y que graban en cada pliegue de su piel, aromas de rojos de un caminar por la playa de la mano.
El beso que da una madre a su hijo cuando lo lleva por primera vez a la escuela…o el de una abuela que tiene ese inconfundible sabor a miel.
Están los besos que se dan en la frente, como señal de ternura, respeto y bendición, esos que se dan sin una pizca de atracción física son besos puros…
Se parecen mucho a las flores porque cuando se dan nos dejan la piel perfumada, y llenos de agradecimiento por haberlos dado y alimentado nuestros cinco sentidos, porque cada beso es un alimento para el alma.

Desconocido

...


domingo, 25 de marzo de 2012

No es dulce...


No es dulce el olvido
Duele cambiar de dirección el pensamiento.
No me encuentra la luna en las noches de ciudad
No trae la calma del oscuro azul
Ni me despierta el rocío
No se diluye mi amor en él.

Sakkarah

jueves, 22 de marzo de 2012

cita


El hombre tiene el amor por ala, y el deseo por yugo.

Victor Hugo

...


miércoles, 21 de marzo de 2012

A veces...


A veces hablar demasiado trae problemas, pero creo que el mayor problema radica en el pensamiento, en mal pensar, en pensar cosas que no son reales, que se intentan adivinar; y con predisposición a no verlas bien, o de manera natural.
Sakkarah

martes, 20 de marzo de 2012

Consejos...


Estos sirven para cubiertos y otras cosas de plata:

Sobre esto hay gran cantidad de remedios, la mayoría inútiles. Pero hay dos remedios eficaces para hacerlo.

El primero consiste en utilizar agua oxigenada. La plata ennegrece porque se ha oxidado y combinado con el azufre: este elemento, abundante en los huevos, se une a la plata formando un compuesto insoluble, el sulfuro de plata. El agua oxigenada convierte el sulfuro en sulfato de plata, que sí es soluble. Claro que como esta limpieza arrastra parte de ella, sólo podemos usarlo con cubertería de plata maciza. Vamos, la buena.

Si tenemos cubiertos chapados podemos utilizar otro, basado en el mismo principio que hace funcionar las pilas. Para ello forramos el balde con papel de aluminio, colocando la superficie mate hacia abajo. Añadimos agua caliente y una cucharada sopera de sal y ahí sumergimos los cubiertos ennegrecidos. Lo que acabamos de construir es una pila compuesta por una solución conductora (pues la sal hace al agua conductora de la electricidad), el aluminio y la plata. En este entorno se da la siguiente reacción electroquímica: el aluminio pierde electrones, que los capta el sulfuro de plata de la superficie de los cubiertos. Este proceso regenera la plata metálica mientras que el azufre pasa a la solución y migra al papel de aluminio para formar sulfuro de aluminio. Por cierto, cuanto más caliente esté el agua, más rápidamente conseguiremos limpiarla.

Miguel Ángel Sabadell

...


sábado, 17 de marzo de 2012

Ejercicio


Hoy en día todo el mundo sabe que el ejercicio físico es bueno para la salud. Es difícil ya encontrar a alguien que no practique algún tipo de deporte o gimnasia, de lo cual se deduce que la gente tendría que tener una mayor sensación de bienestar, y un buen equilibrio mental.

La verdad es que no se corresponde con tanta violencia que hay ya en cualquier acción, y con tanto brote de locura.
¿Qué es lo que fallará? Porque está claro que algo falla.

Sakkarah

jueves, 15 de marzo de 2012

Entrada la noche...


Entrada la noche, cuando todo el mundo descansa, siéntate en soledad y observa dentro de tu mente; percibirás entonces cómo desaparece la ilusión y aparece la realidad. En cada una de estas ocasiones ganas un vasto sentimiento de lo que es posible. Una vez que has percibido cómo aparece la realidad, pero que es dificil escapar a la ilusión, te vuelves también más humilde.

Huanchu Daoren

...


martes, 13 de marzo de 2012

A un latido

Autor imagen: Juan Velasco

A un latido de tu corazón me sobresalto. El rumor de las olas hace silencio cuando te acercas.

Te presentas fiero como el mar, para acariciar de manera tan suave como la espuma. En lontananza la eternidad del sueño al que me guías.

El agua toca mi piel. Humedece los poros abiertos que dejó tu roce. El salitre cierra las heridas que infligió el pasado.

A la orilla de tanta inmensidad, me siento viva.


Sakkarah

domingo, 11 de marzo de 2012

...


El vacío de un día perdido jamás será llenado.

Proverbio chino

...


sábado, 10 de marzo de 2012

Aunque...


Aunque tú lo sabes, lo he dicho muy claro. Ya no puedo hacer más.
La voluntad se forja y me quedan muchos pulsos que ganarle en estos días.
Cuando todo se da, uno se da la vuelta vacío.

Sakkarah

jueves, 8 de marzo de 2012

Desamor


La irrupción del desamor no tiene por qué ser siempre el anuncio de una mala nueva. En realidad, en la mitad de los casos, la finalización de un amor equivocado abre la perspectiva nada despreciable de no tener que sufrir durante otros treinta años o más la convivencia con alguien que no te quería o había agotado su capacidad de amar. No todo son pérdidas y sufrimiento acumulado en lo referente a este tema.


¿Cuáles son los remedios que están al alcance de cualquiera? La gran mayoría de los neurocientíficos recomienda, por supuesto, no encerrarse en sí mismo ahondando en el dolor de la extinción de un gran amor, sino sustituir esa emoción negativa por otra de igual intensidad pero de signo contrario. En pocas palabras: volverse a enamorar cuanto antes, mejor. Ahora bien, se trata de una solución muy imperfecta por la sencilla razón de que las personas sumidas en un gran desamor no están en condiciones ni tienen ganas de volver a enamorarse de inmediato, a no ser que cuenten con una ayuda muy especial.


¿Cuál es esa ayuda? Sencillamente, cambiar de entorno, de costumbres, de idioma si es preciso, de universo. Lo último que se debe hacer es continuar asomando la cabeza en los bares de siempre, seguir comprando el mismo periódico que antes se leía con la pareja o ir a los mismos cines o a ver idénticos escaparates que antaño.

Lo que la ciencia nos está descubriendo es que frente al desamor es imprescindible desaprender; una competencia de la que nunca se nos habló en la escuela o en la familia: el desaprendizaje. Lo importante siempre fue aprender y aprender; aunque fueran tonterías. Pero me gustaría saber a cuántos de mis lectores se les enseñó a desaprender. ¿Cuántos han conseguido por sus propios medios desaprender algo que no convenía, en absoluto, conservar en la memoria?

También es cierto que no hay mal que por bien no venga. Los individuos y países que más veces y más intensamente deben soportar las tristezas y el desamparo del desamor son también, obviamente, aquellos individuos y países con mayor capacidad emocional para amar. Solo puede producirse el desamor donde hubo antes mucho amor.

EDUARD PUNSET

...


Lo bello


Lo bello está en mi retina, en mi mente. La naturaleza en su multiplicidad de pinceladas, se suele acercar a todos los ideales de belleza, pero no es bella por sí misma, sino por lo que en mi representa.

El enamoramiento es tan subjetivo como ella. Adornamos al sujeto que hemos decidido posar en nuestro sentimiento. Aún intentando no idealizar, teorizamos su hermosura. Construimos un alto muro alrededor de su persona, de tal forma, que no nos permite ver el resto, lo que dejamos en el exterior.

Los demás no son nuestro espejo, pero tienen la capacidad de darnos opciones diferentes para mirarnos.

Sakkarah

martes, 6 de marzo de 2012

Todo renace


Todo renace con el ímpetu de sobrevivir y de expresar la naturaleza varia de su esencia. El mundo se hace eternamente bello mientras gira. Y las semillas, enamoradas de la tierra, generosas, desprendidas, elevan sus tallos y preparan las fragancias más delicada que nos puedan ofrecer.

Lyra

...


lunes, 5 de marzo de 2012

El recinto azul


Me adentro en el recinto azul, en donde nada entiendo, donde actualizo la tristeza. Hace tiempo que allí se me cerró una puerta. Miro los retratos hasta llegar a uno que me inquieta. Allí esta mi ciudad, allí está presente su amor.

No estoy en el círculo, no formo parte de los motivos y razones. Ni siquiera soy la tangente, no tengo peso ni validez en su mente. Nunca formaré parte de esta habitación azul de la que nunca sé cuándo cerrará sus puertas. Tan solo soy un polizón que se pierde en sus pensamientos como simple observadora.

No tengo espacio en sus dudas y preguntas, no existo. Los días caen de entre sus dedos dando en mi sien como si fueran ladrillazos y yo no soy respuesta.

A un paso, no me ves y mi voz se apaga. Sé que tendré que salir para siempre de esta habitación azul. Retraso el momento por si se escapa una palabra que me haga seguir viviendo aquí. Una palabra que me haga pensar que, tenerte en mí, te vale la pena.

Aquel alguien que te cita a cada instante y que parece no reparar en tu partida, ha quedado en tu corazón. Ese corazón al que yo no tengo acceso. Un corazón cuadrado, como la mente que le pone llave. He gastado los días para encontrar la llave maestra, he gastado el pulso y las horquillas para violar esa cerradura. He gastado la vida en un error, porque nada hay que coger de donde está cerrado. Hay que saber leer en los detalles, y volver la cabeza para mirar con detenimiento lo que pasa muy cerca a nuestra espalda. Hay que saber dar la vuelta y no volver cuando una puerta está encajada. Hay que saber salir antes de que te desalojen.

Sakkarah

domingo, 4 de marzo de 2012

cita


La decisión de actuar se impone. Se trata de una cantera de piedra de la que hay que extraer la vida con martillo y cincel.

Simone de Beauvoir

...


sábado, 3 de marzo de 2012

A tu lado...


A tu lado, se opaca lo más próximo hasta estrechar nuestro mundo. Son nuestros instantes de amor, cuando de un simple asiento hacemos un palacio, o de un carro un castillo de caricias.

En cada charco tu rostro, en el alma tu huella. Nuestro camino incierto por los más intrincados vericuetos, continua. Aún no han dado con mis huesos las curvas, o los precipicios. Y es que el amor no se rompe. Elástico se estira, agranda, todo lo cubre y envuelve, todo lo anima y embellece.

A través del tiempo, siempre, estaré a tu lado.

Sakkarah

viernes, 2 de marzo de 2012

Muerte de Napoleón


5 de mayo de 1821. Isla de Santa Elena. Napoleón Bonaparte fallece a los 51 años de edad. Pero… ¿fue su muerte, natural? ¿o se trató de un asesinato bien organizado para darle una muerte lenta que pasara desapercibida a los ojos del mundo? ¿el arsénico que se ha descubierto en el análisis de sus restos fue suministrado por alguien o se lo tomó como medio para superar su depresión final?

Cada vez se están reuniendo más pruebas de que Napoleón fue, efectivamente, asesinado. La primera de ellas, fue la extraída de un mechón de cabellos del emperador, con el que el Laboratorio Forense del FBI en Washington y el Laboratorio de Investigación Nuclear de Londres han confirmado la
presencia de restos de arsénico. Gracias al Departamento de Medicina Forense de Glasgow, además, se pudo determinar la proporción progresiva en que el arsénico entró en su cuerpo durante el mes anterior a su muerte.

Sin embargo, esa gran cantidad de arsénico en su cuerpo no indica a ciencia cierta que alguien se lo suministrara sin su consentimiento, pues en aquella época se usaba también, en pequeñas cantidades, como droga que daba una sensación irreal de superioridad y fuerza. En medicina, además, se tomaba arsénico contra los vómitos, contra el estreñimiento y contra la depresión.

No obstante, el propio Napoleón, en ninguno de sus escritos, hizo referencia a que tomara nada, y además, era público su rechazo a las drogas de la época. Incluso en el diario de de Louis de Marchand, su ayudante de cámara, se puedo leer que el 3 de mayo de 1821 se le administraron sin su conocimiento o aprobación diez gramos de colomel. Lo normal en la medicina de aquélla época era suministrar una dosis de un gramo, o, como mucho, dos gramos en casos extremos.

También se ha antojado misterioso una petición expresa de Bonaparte en el que le indicaba a su médico que “luego de mi muerte, que presiento no muy lejana, quiero que abra mi cuerpo… Le recomiendo que lo observe todo cuidadosamente durante su examen”.

Partiendo, por lo tanto, de la base de que efectivamente Napoleón tenía arsénico en su cuerpo, y de que es improbable que lo tomara por su cuenta, lo que ha disparado el misterio de su muerte, es si detrás de todo, hubo una trama intencionada con el fin de deshacerse de él. Y es que muchos eran los
interesados en que Napoleón no se recuperara.

La isla de Santa Elena, un lugar perdido e inhóspito. Una verdadera cárcel para un
incómodo huésped.. Allí fue enviado el Emperador, y recluido, junto con todo su séquito. Permanentemente vigilado por un oficial inglés, Hudson Lowe, el emperador se sentía aislado, depresivo, y con continuos accesos de
cólera.

Según los diarios de algunos que le acompañaban, poco a poco Bonaparte fue cayendo en la tristeza.

El ambiente de la isla era tenso; por un lado, el oficial inglés, era implacable y duro; por el otro, su séquito que se había visto abocado a vivir desterrado allí por culpa de su señor. Sus mejores amigos lo fueron abandonando poco a poco. Los informes médicos señalaban el progresivo deterioro de su salud. Empezaron a aquejarle enfermedades como el cólera, o la hepatitis. Incluso alguno recomendó
que lo sacaran de aquel ambiente inhóspito e insalubre, como hizo el médico irlandés O’Meary.

Napoleón estuvo incluso meses sin médico alguno que lo visitara y lo cuidara. Sin embargo, todos aquellos informes médicos eran alterados o se perdían, e incluso, uno de los médicos que lo trató, John Stokoe, fue llevado a un consejo de guerra por haberle diagnosticado una hepatitis crónica.

Entre terribles dolores que él mismo contaba en sus cartas… “un cuchillo clavado que alguien se complace en remover”… Napoleón fue acercándose a su fin.

La autopsia que se practicó al cadáver, por el galeno Antommarchi (su último médico) se decantó como motivo de la muerte por un cáncer de estómago. Curiosamente, lo primero que debería observarse es que por un cáncer de este calibre, la persona que lo padece termina en un estado de absoluta delgadez, y Napoleón murió muy gordo, casi hinchado.

Resumiendo, Napoleón murió enfermo, no sólo por el ambiente de la isla a la que llegó, ni por su tristeza ni su soledad. Alguien administró arsénico al emperador, y una dosis final que posiblemente fue la que provocó aquel acceso final. La mezcla de calomel que le suministraron, junto con almendras amargas (sabor del arsénico) eran un cóctel letal muy conocido en aquella época. Además,
el tártaro emético que le dieron para los vómitos, casualmente, contribuía a esconder el sabor y el olor de almendras amargas.

Los primeros responsables fueron sus médicos que, si es que no participaron, fueron incapaces de encontrar la razón de su enfermedad. Tampoco su séquito podía dejar de ser sospechoso, no sólo por el trato tiránico de Bonaparte, sino por haberse visto abocados a vivir en la isla, y por las ganas que seguramente todos tenían a volver a Francia, cosa que ocurriría en cuanto Napoleón muriera.

Algunos, incluso, fueron beneficiados por el testamento de Bonaparte.

Y si esos son motivos más que suficientes, también lo son los políticos, pues la monarquía francesa no quería dejar la posibilidad de que algún día Napoleón Bonaparte pudiera volver al poder.

Igualmente, la Corona británica estaba muy interesada en la muerte del Emperador, pues su mantenimiento en la isla les costaba ocho millones de libras anuales.

Y como sospechosos materiales, siempre quedarán para la Historia, aquéllos que estuvieron en la isla junto a Napoleón desde su llegada a Santa Elena y estuvieron con él hasta el final, pues el arsénico debió administrarse lentamente y en sus comidas habituales: el general Montholon, el mariscal Bertrand, su ayuda de cámara Marchand…

Pero Bartrand en los últimos años iba y venía al lugar de residencia del Emperador, por lo que sus posibilidades eran menores; Marchand, por contar, se le consideraba un amigo fiel, e incluso su madre trabajaba para la emperatriz María Luisa, por lo que difícilmente se atrevería a hacer algo en
contra de Bonaparte… queda Montholon, general, gracias al rey Luis XVIII (uno de los principales interesados en que Napoleón despareciera y así asegurarse la Corona); los celos por las relaciones de su esposa con Bonaparte (del que incluso nació una hija a la que llamaban “la Bonaparte” porque se pensaba que era hija del Emperador y no de Montholon, sus deudas y la fortuna que recibiría del
testamento del Emperador…

Para los principales investigadores del caso, Charles-Tristán, conde de Montholon, quedará para siempre, como el principal sospechoso del asesinato de Napoleón Bonaparte.

Javier Gómez

...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...